Vídeo (Castellano)

Ciudad y naturaleza: ¿dónde están las fronteras?

Nivel educativo

  • Bachillerato y ciclos formativos
  • ESO

Área de conocimiento

  • Sensibilización social
  • Ciencias de la naturaleza - Biología y Geología

Competencias

  • Competencia matemática y en ciencia, tecnología e ingeniería
  • Competencia personal, social y de aprender a aprender

Idioma

  • Catalán
  • Castellano

Duración

  • 5 min. 16 seg.

¿No tienes tiempo?

Si te registras gratis en Educaixa podrás guardar contenidos y disfrutarlos más adelante

Descripción

Este recurso reflexiona sobre los beneficios de un acercamiento de la naturaleza al entorno urbano.

Se centra en tres aspectos: el metabolismo urbano, un ciclo de distintos flujos análogo al metabolismo fisiológico; los beneficios que la naturaleza aporta a la ciudad, y por último, los modelos urbanísticos que han tenido en cuenta el equilibrio entre el espacio edificable y el libre.

Nivel de Competencia Digital Docente

Te recomendamos emplear este recurso con los niveles de Competencia Digital Docente:

  • A2
  • B1
  • B2
  • C1
  • C2

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Objetivos

  • 1
    Relacionar los flujos que tienen lugar en el entorno urbano con el metabolismo fisiológico.
  • 2
    Valorar los beneficios ambientales y sociales que los espacios verdes aportan al entorno urbano.
  • 3
    Identificar soluciones que hacen compatibles los espacios urbanos y la naturaleza.

En cuanto al recurso

Actualmente, más de la mitad de la población mundial reside en las ciudades, que se articulan como sistemas en los que, a partir de unos suministros (agua, radiación solar…), se ofrecen productos manufacturados y servicios. Teniendo en cuenta que durante este proceso también se generan gases contaminantes y residuos, es importante que dicho metabolismo sea eficiente, con el objeto de minimizar las disfunciones ambientales y garantizar una mejor calidad de vida de sus habitantes.

La presencia de espacios verdes contribuye a la regulación climática, favorece la recuperación del agua de lluvia o la retención de gases contaminantes, permite una mayor biodiversidad, reduce el ruido en las ciudades y suaviza sus fronteras, fomentando la convivencia, la cohesión social y el bienestar de los ciudadanos.

Por esa razón, se apuesta por la renaturalización de la ciudad del siglo XXI y se promueve un espacio urbano en el que la naturaleza sea una parte integrante, estructural y funcional, a todas las escalas y alturas.

¿Te ha gustado?

Si te registras gratis en Educaixa puedes valorar y comentar los contenidos.

Material relacionado