Aprendizaje para el dominio

Evidencia

Aprendizaje para el dominio

La enseñanza tradicional hace que el tiempo dedicado a un tema sea constante y permite que el dominio del alumnado del contenido curricular varíe. El aprendizaje para el dominio hace que los resultados de aprendizaje sean constantes, pero varía el tiempo necesario para que el alumnado sea competente o domine los objetivos establecidos.


3

+ 5

80

¿En qué consiste?

El tema se fragmenta en bloques o unidades con objetivos claramente definidos y resultados concretos. El alumnado debe demostrar un alto nivel en las pruebas de cada unidad, generalmente alrededor del 80 %, antes de pasar a la unidad siguiente. A quienes no alcancen el nivel requerido se les proporciona apoyo complementario a través de una serie de estrategias docentes, como clases intensivas, tutorías, apoyo entre iguales, discusiones en grupos reducidos o más deberes. Los alumnos continúan el ciclo de estudio y pruebas hasta que se cumplen los criterios para el dominio.

 

Las estrategias más recientes para lograr el dominio no siempre presentan estas características. En algunas metodologías que no establecen un nivel mínimo, la clase suele pasar al nuevo contenido cuando el profesor decide que la mayoría de los alumnos han dominado la unidad. El tiempo curricular se adapta al progreso de la clase. En otras metodologías, el alumnado debe demostrar dominio en una prueba para pasar al nuevo contenido, pero no se especifica un nivel mínimo del 80 %.

 

El aprendizaje para el dominio se debe distinguir de una metodología relacionada que en ocasiones se denomina «enseñanza para el dominio». Este término se suele utilizar para describir la metodología para la enseñanza de matemáticas que se aplica en centros de alto rendimiento de Asia Oriental, como Shanghái y Singapur. Al igual que el aprendizaje para el dominio, el objetivo de la enseñanza para el dominio es ayudar a todo el alumnado a adquirir conocimientos profundos y competencia en el tema que se trate. Sin embargo, la enseñanza para el dominio se caracteriza por una enseñanza dirigida por el profesor a toda la clase, un contenido común para todo el alumnado y el uso de materiales manipulativos y representaciones. Aunque algunos aspectos de la enseñanza para el dominio se basan en investigaciones, se han evaluado relativamente pocas intervenciones de este tipo para saber su impacto. La mayoría de los estudios sobre este tema se deben distinguir de esta metodología relacionada.

Conclusiones principales

  1. En general, el aprendizaje para el dominio es una metodología eficiente, pero resulta complicado implementarla de manera eficaz. Los centros educativos deben planificar los cambios y evaluar si la metodología es eficaz en su contexto.
  2. Se debe exigir un alto nivel de rendimiento antes de que el alumnado pase a un contenido nuevo. Es esencial supervisar y comunicar el progreso del alumnado y prestar apoyo adicional al alumnado que tarda más tiempo en alcanzar el nivel necesario de conocimientos.
  3. Las metodologías de aprendizaje para el dominio se suelen asociar a la enseñanza directa, pero muchos de los estudios con gran impacto identificados incluían elementos del aprendizaje colaborativo.
  4. Existen grandes diferencias más allá de la media. Las metodologías de aprendizaje para el dominio siempre muestran efectos positivos, pero son mayores en el alumnado de primaria y en el área de matemáticas.

¿Qué eficacia tiene?

El impacto de las metodologías de aprendizaje para el dominio es de cinco meses adicionales de progreso, de media, durante un curso académico.

 

Existen grandes diferencias más allá de esta media. Parece importante poner el listón alto para adquirir el «dominio» (generalmente entre el 80 % y el 90 % en la prueba pertinente). Por el contrario, la metodología parece ser mucho menos eficaz cuando el alumnado trabaja a su propio ritmo (véase también Enseñanza individualizada).

 

El aprendizaje para el dominio parece ser particularmente eficaz cuando el alumnado puede trabajar en grupos o equipos y asume la responsabilidad de contribuir al progreso del resto (véase también Aprendizaje colaborativo y Tutoría entre iguales).

Más allá de la media

En los estudios con alumnado de primaria la metodología suele ser más eficaz (+8 meses) que en los realizados con alumnado de secundaria (+3 meses).
El aprendizaje para el dominio se ha utilizado con buenos resultados en todo el plan de estudios, pero especialmente en las áreas de lectura, matemáticas y ciencias. Los efectos son mayores en matemáticas y ciencias (+6 meses) que en lectura (+3 meses).
Un nivel alto de dominio de aproximadamente el 80 % se asocia a metodologías que funcionan mejor.
Las metodologías de aprendizaje para el dominio que incluyen el aprendizaje colaborativo pueden ser eficaces.

Disminuir la brecha de la desventaja

El objetivo de las metodologías de aprendizaje para el dominio es garantizar que todo el alumnado haya dominado los conceptos clave antes de pasar al tema siguiente, a diferencia de los métodos de enseñanza tradicional en los que el alumnado puede quedarse atrás, lo que aumenta sus problemas de comprensión. Las metodologías de aprendizaje para el dominio podrían abordar estos retos dando más tiempo y apoyo al alumnado que haya estado ausente o que necesite más tiempo para dominar nuevos conocimientos y habilidades.

 

Para que las metodologías de dominio sean eficaces para el alumnado con problemas de comprensión, es esencial que se proporcione apoyo adicional. Las metodologías que simplemente se basan en los conocimientos básicos sin prestar apoyo al alumnado que se queda detrás probablemente no disminuyan las brechas de desventaja.

¿Cómo puedes implementarlo en tu entorno educativo?

El aprendizaje para el dominio se basa en diseñar unidades de trabajo para que cada tarea tenga un resultado de aprendizaje claro, que el alumnado debe dominar antes de pasar a la siguiente tarea. Los componentes básicos de la metodología de aprendizaje para el dominio que las escuelas deben implementar son:

  • Realizar una evaluación diagnóstica eficaz para identificar fortalezas y debilidades
  • Secuenciar cuidadosamente los temas para que los alumnos vayan adquiriendo básicos fundamentales
  • Flexibilidad para que el profesorado decida cuánto tiempo necesita dedicar a un tema concreto
  • Supervisar el aprendizaje del alumnado y proporcionar feedback con frecuencia para que el alumnado pueda dominar el tema antes de pasar al siguiente
  • Apoyo adicional al alumnado que tiene dificultades para dominar áreas del tema

 

Las intervenciones de aprendizaje para el dominio se suelen ejecutar en el transcurso de un año académico, ya que poder dedicar más tiempo a un tema o esquema de trabajo requiere flexibilidad en la planificación y enseñanza del contenido curricular.

 

Algunas escuelas pueden decidir que determinados temas son más adecuados para una metodología de aprendizaje para el dominio que otros y, por tanto, el tiempo de ejecución podría llegar a ser de tan solo medio trimestre. 

Coste

En general, los costes medios de implementar metodologías de aprendizaje para el dominio se consideran muy bajos. Los costes asociados a las metodologías de aprendizaje para el dominio se derivan principalmente de la formación de desarrollo profesional para el personal docente, que casi siempre son un coste inicial de implementación de la nueva metodología.

 

Si bien el coste medio estimado para el aprendizaje para el dominio es muy bajo, la variedad de precios de la formación de desarrollo profesional y la opción de pagar por formación continua y personal adicional para ofrecer mayor flexibilidad horaria implica que los costes pueden variar de muy bajos a moderados.

 

La implementación del aprendizaje para el dominio también exigirá una dedicación moderada del personal docente, en comparación con otras metodologías. Los líderes escolares deben ser conscientes de la dedicación adicional que requiere por parte del personal docente, y reflexionar sobre otras actividades que se deberían reducir para que puedan ofrecer este apoyo adicional.
Además del tiempo y el coste, los líderes escolares deben tener en cuenta cómo maximizar el apoyo a los alumnos con dificultades y evitar que algunos alumnos se aburran o se frustren mientras esperan a que los demás dominen el contenido.

¿Qué fiabilidad tienen las evidencias?

La fiabilidad de las evidencias en torno al aprendizaje para el dominio se considera baja. Se identificaron 80 estudios que cumplen los criterios de inclusión del Toolkit. En general, el tema bajó dos grados en la solidez de la evidencia porque:

  • Recientemente se han realizado muy pocos estudios, lo que implicaría que los estudios no son representativos de la práctica real.
  • Un gran porcentaje de los estudios no constituyen ensayos controlados aleatorizados. Si bien otros diseños de estudios siguen ofreciendo información importante sobre la eficacia de las metodologías, existe el riesgo de que los resultados se vean influidos por factores desconocidos que no forman parte de la intervención.