Clases individuales

Evidencia

Clases individuales


0

Impacto


+ 5 meses


Las clases individuales son sesiones impartidas por profesorado titular, profesorado auxiliar o una persona adulta que ofrece apoyo individual intensivo al alumnado. Se pueden realizar al margen de las clases habituales como enseñanza complementaria (por ejemplo, como parte de programas de ampliación del tiempo lectivo o escuelas de verano) o como sustituto de otras clases.

Impacto

Evidencias internacionales

Las evidencias revelan que las clases individuales pueden ser eficaces, aportando un progreso aproximado de cinco meses adicionales de media.

Las sesiones breves y regulares (unos 30 minutos, de tres a cinco veces por semana) durante un periodo determinado (de seis a doce semanas) parecen lograr mejores resultados. Las evidencias también sugieren que las clases deberían ser un complemento de las sesiones habituales, pero estar explícitamente relacionadas con estas, y que el profesorado debería supervisar su desarrollo para garantizar que las clases resultan beneficiosas. Los estudios que comparan las clases individuales con las clases en grupos reducidos muestran resultados dispares. En algunos casos, las clases individuales han conducido a una mejora mayor, mientras que, en otros, las clases en grupos de dos o tres estudiantes han tenido la misma eficacia o incluso mayor. Esta discrepancia de resultados puede sugerir que lo importante no es el tamaño del grupo, sino el tipo o la calidad de la enseñanza que permite el trabajo en grupos muy reducidos.

Los programas que contemplan profesorado auxiliar o profesorado voluntario pueden lograr un impacto valioso, pero suelen ser menos eficaces que los que utilizan docentes con experiencia y formación específica, los cuales tienen casi el doble de efecto de media. Cuando las clases son impartidas por personas voluntarias o profesorado auxiliar, existen evidencias de que sería conveniente que reciban formación y utilicen un programa estructurado.

Evidencias en España

​​​​​​​Las clases individuales en España se han enmarcado en intervenciones de refuerzo escolar, específicamente en programas orientados a evitar el fracaso escolar de alumnado de contextos socioeconómicos vulnerables. Los análisis se basan en estudios estadísticos comparativos, apoyados en los resultados de pruebas externas como es el caso de los exámenes PISA.

En relación con el programa público más relevante en este sentido, Programa de Refuerzo, Orientación y Apoyo (PROA), Broc Cavero (2010) mostró que no había diferencias estadísticamente significativas entre los grupos experimental y control, aunque detectó factores de implementación que pudieron inferir negativamente en el impacto positivo del programa, por lo que se indicaba mejoras a introducir.

Por otra parte, García e Hidalgo (2017) realizaron un estudio sobre los efectos del Programa de Acompañamiento Escolar (PAE) implementado en España entre 2005 y 2012 que ofreció clases extracurriculares para estudiantes de bajo rendimiento académico y de entornos socioeconómivos vulnerables. Según los análisis de los datos, se mostró un efecto positivo sustancial en el rendimiento académico de los niños: la probabilidad de quedarse atrás del progreso general del grupo disminuyó entre 3.5 y 6.4 puntos porcentuales y los puntajes promedio de lectura aumentaron entre 8.5 y 17.4% de una desviación estándar. El tiempo de implantación del programa resultó una variable significativa: mientras que los estudiantes en las escuelas que participaron en el programa durante un máximo de dos años no experimentaron ningún efecto positivo significativo, aquellos en las escuelas que participaron durante al menos tres años sí lo hicieron. El programa redujo significativamente la probabilidad de pertenecer a la parte inferior de la distribución (entre 3,2 y 7,7 puntos porcentuales) y mejoró las puntuaciones medias (entre 8 y 21,5% de una desviación estándar). También se detectó que el impacto del programa era mucho más fuerte para los estudiantes en las escuelas rurales que para los estudiantes en las escuelas urbanas

También se han desarrollado diferentes programas de refuerzo educativo individual en el marco del Tercer Sector, pero se carece de evidencias de impacto sólidas sobre los mismos.

Por otra parte, hay varios estudios no experimentales que dan cuenta del creciente mercado privado, no oficial, de clases particulares para estratos socioeconómicos medio-alto, con el fin de afrontar las dificultades del alumnado con ciertas materias o cursos. Debido a que esta práctica es una actividad económica no formal, no existen datos de su impacto.

Asimismo, para alumnos con necesidades educativas especiales, se han implementado medidas de atención individual en los centros educativos, como es la existencia de profesores de refuerzo en el aula o sesiones lectivas individuales fuera del grupo clase. Pero no se han hallado estudios con evidencias sólidas que prueben su eficacia.

¿Qué eficacia tiene?

Las evidencias revelan que las clases individuales pueden ser eficaces, aportando un progreso aproximado de cinco meses adicionales de media.

Las sesiones breves y regulares (unos 30 minutos, de tres a cinco veces por semana) durante un periodo determinado (de seis a doce semanas) parecen lograr mejores resultados. Las evidencias también sugieren que las clases deberían ser un complemento de las sesiones habituales, pero estar explícitamente relacionadas con estas, y que el profesorado debería supervisar su desarrollo para garantizar que las clases resultan beneficiosas. Los estudios que comparan las clases individuales con las clases en grupos reducidos muestran resultados dispares. En algunos casos, las clases individuales han conducido a una mejora mayor, mientras que, en otros, las clases en grupos de dos o tres estudiantes han tenido la misma eficacia o incluso mayor. Esta discrepancia de resultados puede sugerir que lo importante no es el tamaño del grupo, sino el tipo o la calidad de la enseñanza que permite el trabajo en grupos muy reducidos.

Los programas que contemplan profesorado auxiliar o profesorado voluntario pueden lograr un impacto valioso, pero suelen ser menos eficaces que los que utilizan docentes con experiencia y formación específica, los cuales tienen casi el doble de efecto de media. Cuando las clases son impartidas por personas voluntarias o profesorado auxiliar, existen evidencias de que sería conveniente que reciban formación y utilicen un programa estructurado.

Coste

Los costes derivados de implementar un aprendizaje individualizado suelen ser muy bajos. Las estrategias que usan la tecnología, como programas de tutoría on-line o sistemas de aprendizaje integrado, son cada vez menos caros. En consecuencia, los costes totales se han estimado como muy bajos.

¿Qué debes tener en cuenta?

    Antes de implementar esta estrategia en un entorno educativo, se debe tener en cuenta lo siguiente:

    1. Las clases individuales son muy eficaces para ayudar al alumnado a ponerse al día, pero son relativamente caras. ¿Se ha planteado la posibilidad de utilizar en su lugar clases en grupos reducidos y evaluar el impacto?

    2. Es más probable que las clases logren efectos si complementan las clases habituales y están explícitamente relacionadas con estas.

    3. ¿Se ha tenido en cuenta cómo se apoyará al alumnado y al profesorado que imparte las sesiones habituales para garantizar que los beneficios se mantienen cuando el alumnado regresa a las clases normales?

    4. En el caso de las clases individuales impartidas por profesorado auxiliar, es probable que las intervenciones sean especialmente beneficiosas cuando el profesorado auxiliar cuenta con experiencia y formación. ¿Qué tipo de formación y apoyo se le ha proporcionado?

    5. Se han evaluado rigurosamente varios programas de enseñanza individualizada impartida por profesorado auxiliar que han demostrado ser eficaces. Si el centro educativo tiene intención de comprar un programa, ¿se han tenido en cuenta algunos de ellos?

Ver Apéndice

¿Quieres mantenerte al día de las evidencias educativas más relevantes a nivel internacional? Únete a EduCaixa para no perdértelas.