Un cerebro más feliz aprende mejor

Evidencia

Un cerebro más feliz aprende mejor

Los beneficios de la educación socioemocional


0

Área de conocimiento

  • Educación emocional
  • Formación de profesorado
  • Evaluación Educativa

Competencias

  • Sociales y cívicas
  • Docentes

¿Cómo influye la felicidad en el aprendizaje?

¿Los niños y niñas que reciben educación socioemocional en la escuela aprenden más y rinden mejor en el colegio? En la comunidad científica hay un acuerdo generalizado respecto a los beneficios que tienen los programas escolares de aprendizaje socioemocional en relación con la competencia socioemocional de los niños, su bienestar psicológico e incluso sus logros académicos. Sabemos que un cerebro feliz es un cerebro que aprende. Pero no sabemos mucho sobre los mecanismos que hacen que una cosa conecte con la otra, es decir, cómo la educación socioemocional conduce a un mejor rendimiento escolar y en qué medida.

El reto de indagar en ello lo asumieron Margarita Panayiotou y sus colegas del Manchester Institute of Education con una investigación que se ha publicado este 2019 en Contemporary Educational Psycology.

Los investigadores analizaron los datos generados en un ensayo aleatorio realizado con alumnado de 45 escuelas de primaria de Inglaterra en las que se aplica el programa curricular de educación socioemocional denominado PATHS (Promoting Alternative Thinking Strategies).

 

Contaron con una muestra longitudinal de 1.626 niños y niñas, de los que se recabaron datos entre los 9 y 12 años sobre estos cuatro factores: competencia socioemocional, sentimiento de vinculación con la escuela, problemas de salud mental (por ejemplo, hiperactividad, trastornos de conducta, ansiedad y estrés emocional) y logro académico. Su objetivo era explorar cómo interactuaban estas cuatro variables a lo largo del tiempo y averiguar qué influencia tenía en esas interacciones haber recibido una educación socioemocional.

La competencia socioemocional resultó tener una influencia positiva en el sentimiento de vinculación con la escuela y también en la salud mental de los niños. Pudo comprobarse que, a mayores competencias socioemocionales, menores dificultades de aprendizaje de origen mental (menos ansiedad, hiperactividad, etc.).

En este sentido, la intervención educativa del programa de aprendizaje socioemocional pudo interpretarse no como una causa directa de mejores logros académicos, sino como un predictor de mejora en ese sentido por los efectos positivos que tiene sobre la salud mental de los niños y, en consecuencia, sobre una hipotética disminución de las dificultades de aprendizaje de origen psicológico.

En lo que respecta a la mayor vinculación con la escuela producto de la educación socioemocional, no pudo comprobarse una relación positiva con mejores logros académicos.

Los hallazgos de esta compleja investigación apuntan a la revisión de las expectativas que pueden llegar a depositarse en la educación socioemocional como estrategia para elevar el rendimiento académico. Lo que sí parece indudable es que el aprendizaje socioemocional en la escuela (SEL, por sus siglas en inglés) mejora la salud del cerebro que aprende.

¿Quieres mantenerte al día de las evidencias educativas más relevantes a nivel internacional? Únete a EduCaixa para no perdértelas.