Hagamos que piensen

Evidencia

Hagamos que piensen

El alumnado aprende más con su propia autoexplicación


0

Área de conocimiento

  • Formación de profesorado
  • Evaluación Educativa
  • Metodologías Educativas

Competencias

  • Para aprender a aprender
  • Docentes

¿Aprende más el alumnado cuando hace su propia autoexplicación?

Igual que enseñarle a pescar es mejor que darle un pez, hacer que un alumno infiera su propia explicación de un nuevo concepto o de un nuevo proceso a partir de los conocimientos previos que tiene es más eficaz que escuchar la explicación del docente por buena que sea. Porque no es lo mismo llegar por uno mismo, consultando su mapa mental de conocimientos previos y con algunas indicaciones del profesor, que si le llevan de la mano, como el navegador de un coche.

Esta conclusión, que parece de sentido común, ha sido ratificada por una metainvestigación de la Simon Fraser University de Canadá que ha publicado la Educational Psychological Review. Los investigadores sometieron a análisis 64 estudios de aula que habían involucrado a 5.917 estudiantes y que ya habían constatado los efectos positivos de las autoexplicaciones.

En busca de una mayor solvencia, fueron seleccionados estudios en los que podían disociarse resultados de aprendizaje de estudiantes con los que se había trabajado la autoexplicación y los de otros estudiantes que no habían trabajado de esa manera. El objeto de las explicaciones eran tanto problemas como conceptos, y el contexto en el que se planteaban eran actividades cotidianas de aprendizaje de menos de una hora.

Los investigadores midieron un efecto positivo medio de +0,55 en los resultados de aprendizaje de aquellos alumnos a los que les habían provocado la autoexplicación.

Sin embargo, la metainvestigación advierte de que la mayoría de los estudios analizados referían prácticas puntuales de autoexplicación en la cotidianeidad de aula; es decir, que no habían incorporado plenamente la autoexplicación como metodología habitual.

Pese a ello, los resultados no han ofrecido duda a los investigadores para concluir que promover las autoexplicaciones del alumnado tiene un enorme potencial en la enseñanza que los educadores deberían tener en cuenta.

¿Aprende más el alumnado cuando hace su propia autoexplicación?

Igual que enseñarle a pescar es mejor que darle un pez, hacer que un alumno infiera su propia explicación de un nuevo concepto o de un nuevo proceso a partir de los conocimientos previos que tiene es más eficaz que escuchar la explicación del docente por buena que sea. Porque no es lo mismo llegar por uno mismo, consultando su mapa mental de conocimientos previos y con algunas indicaciones del profesor, que si le llevan de la mano, como el navegador de un coche.

Esta conclusión, que parece de sentido común, ha sido ratificada por una metainvestigación de la Simon Fraser University de Canadá que ha publicado la Educational Psychological Review. Los investigadores sometieron a análisis 64 estudios de aula que habían involucrado a 5.917 estudiantes y que ya habían constatado los efectos positivos de las autoexplicaciones.

En busca de una mayor solvencia, fueron seleccionados estudios en los que podían disociarse resultados de aprendizaje de estudiantes con los que se había trabajado la autoexplicación y los de otros estudiantes que no habían trabajado de esa manera. El objeto de las explicaciones eran tanto problemas como conceptos, y el contexto en el que se planteaban eran actividades cotidianas de aprendizaje de menos de una hora.

Los investigadores midieron un efecto positivo medio de +0,55 en los resultados de aprendizaje de aquellos alumnos a los que les habían provocado la autoexplicación.

Sin embargo, la metainvestigación advierte de que la mayoría de los estudios analizados referían prácticas puntuales de autoexplicación en la cotidianeidad de aula; es decir, que no habían incorporado plenamente la autoexplicación como metodología habitual.

Pese a ello, los resultados no han ofrecido duda a los investigadores para concluir que promover las autoexplicaciones del alumnado tiene un enorme potencial en la enseñanza que los educadores deberían tener en cuenta.

¿Quieres mantenerte al día de las evidencias educativas más relevantes a nivel internacional? Únete a EduCaixa para no perdértelas.