Feedback

Evidencia

Feedback


0

Impacto


+ 8 meses


El feedback es la información que se da al alumnado o profesorado sobre el rendimiento del alumnado en relación con los objetivos o resultados de aprendizaje. Debe orientarse hacia (y ser capaz de producir) la mejora en el aprendizaje del alumnado. El feedback redirige o reorienta las acciones del profesorado o del alumnado para lograr un objetivo, alineando el esfuerzo y la actividad con el rendimiento.

Puede estar relacionado con el resultado de la actividad, el proceso de la actividad, la gestión del aprendizaje o la autorregulación del alumnado, o ser una valoración a nivel personal (que tiende a ser menos efectiva). Este feedback puede ser verbal o por escrito, o puede darse a través de pruebas o de la tecnología digital. Puede venir del profesorado o de alguien que está asumiendo un rol docente, o del resto de estudiantes (ver tutoría entre iguales).

Impacto

Evidencias​​​​​​​ internacionales

Las investigaciones sobre el feedback suelen mostrar un gran efecto en el aprendizaje. Sin embargo, también tiene una gran variedad de efectos y algunos estudios muestran que el feedback puede tener repercusiones negativas y empeorar los resultados. Por lo tanto, es importante comprender los beneficios potenciales y las posibles limitaciones del feedback como metodología de enseñanza y aprendizaje. En general, los procesos didácticos basados en la investigación que tienen como objetivo explícito proporcionar feedback al alumnado, como la taxonomía de Bloom, tienden a tener un impacto positivo. El feedback tiene efectos en todos los grupos de edad. Las investigaciones en los centros educativos se han centrado especialmente en su impacto en lengua, matemáticas y, en menor medida, ciencias.

Evidencias en España

​​​​​​​Los estudios de carácter experimental sobre la retroalimentación o feedback en el proceso de aprendizaje en su mayor parte están muy acotados en la evaluación de ciertos ítems de aprendizaje y también en la muestra de estudio.

Hay que destacar, sin embargo, que esta focalización en ciertas técnicas o estrategias de retroalimentación está en consonancia con los resultados en el ámbito internacional.

Un estudio referencial en España fue el de Marchago en 2001. En el mismo analizó si el feedback positivo es un medio adecuado para mejorar el autoconcepto. Los resultados mostraron que sólo en uno de los tres casos el feedback proporcionado por los profesores resultó ser un recurso eficaz para la modificación del autoconcepto académico, ya que solo en uno de ellos se hallaron diferencias significativas de medias entre el grupo experimental y el grupo de control.

Un estudio más reciente (Luquin y Roothooft, 2019) sobre el feedback para la mejora de la pronunciación en inglés, encontró diferencias significativas entre el grupo experimental y el grupo de control, que mostraron que las reformulaciones son beneficiosas para la mejora de la pronunciación.

En los últimos años la comunidad educativa está interesándose en el uso de herramientas tecnológicas para favorecer la automatización de los procesos de autoevaluación y retroalimentación como parte de la evaluación formativa.

Por ejemplo, Moreno et al. (2015) valoraron el análisis automático de proyectos Scratch para evaluar y fomentar el pensamiento computacional. En relación con sus sentimientos tras analizar los proyectos, una mayoría de aprendices se sintieron bien cuando vieron la puntuación de Pensamiento Computacional (PC), aunque un 3% de los que respondieron indicaron que se sintieron mal. En lo relativo a la información mostrada por Dr. Scratch, la mayoría de los alumnos fueron capaces de entenderla; sin embargo, un 5,6% de los aprendices indicaron que no comprendieron la información recibida. Los resultados mostraron que el informe de retroalimentación ofrecido por Dr. Scratch fue especialmente útil para alumnos de secundaria con una puntuación inicial de PC media (en desarrollo). No obstante, la herramienta no pareció ser tan útil para alumnos con una puntuación inicial alta (competente), al menos en el entorno investigado de un taller de una hora de duración.

¿Qué eficacia tiene?

Las investigaciones sobre el feedback suelen mostrar un gran efecto en el aprendizaje. Sin embargo, también tiene una gran variedad de efectos y algunos estudios muestran que el feedback puede tener repercusiones negativas y empeorar los resultados. Por lo tanto, es importante comprender los beneficios potenciales y las posibles limitaciones del feedback como metodología de enseñanza y aprendizaje. En general, los procesos didácticos basados en la investigación que tienen como objetivo explícito proporcionar feedback al alumnado, como la taxonomía de Bloom, tienden a tener un impacto positivo. El feedback tiene efectos en todos los grupos de edad. Las investigaciones en los centros educativos se han centrado especialmente en su impacto en lengua, matemáticas y, en menor medida, ciencias.

Coste

El coste de proporcionar un feedback más eficaz no es demasiado alto. Sin embargo, es probable que sea necesario un desarrollo profesional permanente para mejorar la práctica, y eso incluye evaluación e investigación activas. Los costes totales se estiman por debajo de los 70 € por estudiante, muy bajos.

¿Qué debes tener en cuenta?

    1. Proporcionar feedback eficaz representa un desafío. Los resultados de las investigaciones más fehacientes pueden ayudar a utilizar esta estrategia pedagógica correctamente. Un feedback eficaz tiende a ser específico, preciso y claro, (por ejemplo, «está bien porque...» en lugar de solo «es correcto»); comparar lo que el alumnado está haciendo ahora con lo que ha hecho mal antes (por ejemplo, «puedo ver que te has esforzado por mejorar X, ya que está mucho mejor que la última vez…»); fomentar y apoyar aún más esfuerzo; proporcionarlo con moderación para que sea relevante; proporcionar orientación específica sobre cómo mejorar y no simplemente decir al alumnado cuándo se ha equivocado; complementarse con procesos de desarrollo profesional para el profesorado.

    2. Las investigaciones más amplias sugieren que el feedback debe ser sobre tareas o metas complejas o difíciles, ya que es probable que así se enfatice la importancia del esfuerzo y la perseverancia, y el alumnado lo apreciará más.

    3. El feedback puede provenir tanto de estudiantes como de personas adultas (ver tutoría entre iguales).

    4. ¿Se han considerado los desafíos de implementación del feedback de forma coherente y eficaz en el centro?

    5. ¿Qué aspectos del desarrollo profesional podrían ser necesarios para aplicar el feedback con éxito en el centro?

Ver Apéndice

¿Quieres mantenerte al día de las evidencias educativas más relevantes a nivel internacional? Únete a EduCaixa para no perdértelas.