Sin duda, el inglés, mejor desde pequeños

Estudio

Sin duda, el inglés, mejor desde pequeños

Un estudio demuestra que empezar con el inglés en la primera infancia mejora su aprendizaje en los años posteriores.


0

Nivel educativo

  • Educación Primaria
  • Educación Infantil

Área de conocimiento

  • Lengua y literatura
  • Sensibilización social

Competencias

  • Competencia en comunicación lingüística

Socialmente tenemos aceptado que hemos de aprender bien inglés en la etapa escolar y que mejor empezar cuanto antes. También hemos desterrado los temores a que introducir una segunda lengua dificulte el aprendizaje de la lengua materna. Pero en China no. Puede que en otros países tampoco, pero la investigación de la que vamos a hablar se centra en el país asiático.

 

El Gobierno chino no introduce la enseñanza del inglés como lengua extranjera en el sistema educativo hasta 3º de Primaria, cuando los niños tienen entre 8 y 9 años. La razón que alegan es que hay que “proteger” el desarrollo de los niños en su lengua nativa.

 

Paradójicamente, las instituciones chinas animan a las familias a que los niños empiecen a aprender inglés cuanto antes, lo cual ha hecho crecer como la espuma las academias privadas de inglés.

 

Esta situación tan confusa animó a investigadores de la Universidad de Hong Kong a estudiar el impacto del aprendizaje temprano del inglés. Querían saber si empezar con esta lengua extranjera en la primera infancia tenía, pasados los años, algún efecto positivo en la competencia de dicha lengua, pero también si conllevaba algún efecto negativo en el resto del aprendizaje escolar.

 

Tomaron como muestra 892 niños. La mitad de ellos había tenido una introducción al inglés antes de entrar en la escuela elemental o primaria. La otra mitad, no; es decir, que empezó con el inglés en 3º de primaria. Y, naturalmente, se ocuparon de que no hubiera sesgos demográficos ni socioeconómicos; y tampoco relacionados con una mayor o menor interacción de los padres en casa (factor que está asociado con el aprendizaje infantil).

 

Teniendo en cuenta la homogeneidad de la muestra, los resultados demostraron que empezar a aprender inglés en la etapa preescolar contribuye a lograr una mejor competencia lingüística en inglés pasados los años, pero también una mejor competencia del chino.

 

 

El estudio, por un lado, evidenció que el aprendizaje temprano de una segunda lengua no dificulta el aprendizaje de la lengua materna. Por otro, que empezar pronto con una lengua mejora la actitud hacia su aprendizaje.

 

Finalmente, los investigadores recomiendan a las familias que promuevan en casa un ambiente rico en la lengua extranjera y que mantengan un nivel alto de motivación para aprenderla desde que los niños son pequeños.

¿Quieres mantenerte al día de las evidencias educativas más relevantes a nivel internacional? Únete a EduCaixa para no perdértelas.