Los efectos de más Educación Física no siempre tienen que ser buenos

Evidencia

Los efectos de más Educación Física no siempre tienen que ser buenos

Un estudio muestra cómo influye tener más horas de Educación Física en el colegio


0

Área de conocimiento

  • Educación emocional
  • Formación de profesorado
  • Evaluación Educativa

Competencias

  • Sociales y cívicas
  • Docentes

¿Cómo influye tener más horas de Educación Física en el colegio?

Sabemos que el ejercicio físico es bueno para la salud, pero no cómo influye tener más horas de Educación Física en el colegio.

​​​​​​​

Los pediatras recomiendan encarecidamente que los niños practiquen deportes, baile o cualquier otro tipo de actividad física frecuente que evite el sedentarismo y los problemas derivados de este, incluidos los psicológicos. En el colegio, los escolares españoles reciben al menos dos horas de Educación Física a la semana y, muchos centros, a veces inducidos por políticas educativas de su comunidad autónoma, amplían sus horas de Educación Física hasta cuatro o cinco a la semana. Sin embargo, no hay evidencias sobre los posibles efectos beneficiosos de las clases de Educación Física.

 

Por eso, el estudio que presentamos a continuación, publicado en la revista de la Asociación Americana de Psicología, puede interesar sobre todo a aquellos colegios y a aquellas administraciones educativas que han apostado por potenciar la Educación Física en el currículum escolar. Como anticipo, diremos que este tipo de apuestas hay que tomarlas con cautela y analizar bien sus efectos porque pueden ser positivas, pero también negativas. Es decir, no por tener más horas de Educación Física estaremos mejorando la salud de los niños.

 

El referido estudio se realizó en Australia con el alumnado de 29 escuelas de Primaria, y se centró en examinar el potencial de la Educación Física en la salud mental de los niños y las niñas, incluyendo aspectos como el estrés, los síntomas depresivos y la percepción de la imagen corporal.

 

Durante cuatro años (desde 2.º hasta 5.º de Primaria) se analizaron los efectos de tener más actividades de Educación Física impartidas, además, por profesores especializados. El alumnado participante se dividió en dos grupos: los que recibían ese plus de Educación Física (grupo de intervención) y los que no (grupo de control).

 

Los resultados revelaron diferencias notables entre los efectos a corto plazo y a largo plazo sobre aquellos niños y niñas con más Educación Física y más especializada. En 2.º y 3.º de Primaria se observó una mejora en la satisfacción con la imagen corporal en las chicas y menos síntomas depresivos o de baja autoestima en los niños. Pero estos efectos no se mantuvieron en el tiempo. Al finalizar la intervención, al término de 5.º de Primaria, se observó un aumento de síntomas depresivos en las chicas relacionados con una baja autopercepción de eficacia y mayores problemas interpersonales, en comparación con aquellas chicas que no habían participado en el programa.

 

A partir de los resultados, los autores de la investigación centran su discusión en cómo mantener en el tiempo los efectos positivos que sí se dieron al principio. Sin duda, a la hora de potenciar la actividad física, así como la superación y la competitividad en la misma, hay que tener en cuenta la psicología del niño y de la niña a las diferentes edades y también el desarrollo corporal. Sobre todo, en el caso de las niñas hay una gran diferencia entre los 7 y los 10 años. En 4.º y 5.º de Primaria, además, la evolución física y psicológica de las niñas es muy heterogénea: a esas edades comienza la pubertad para muchas de ellas, pero para otras aún está lejana. Por otro lado, la manera de interrelacionarse con los compañeros y las compañeras, y la importancia de la imagen física ante los demás también cambia mucho entre los 7 y los 10 años.

 

¿Quieres mantenerte al día de las evidencias educativas más relevantes a nivel internacional? Únete a EduCaixa para no perdértelas.