Intervenciones sobre las aspiraciones

Evidencia

Intervenciones sobre las aspiraciones

Las aspiraciones hacen referencia a aquello que los estudiantes esperan lograr en el futuro. Para satisfacer sus anhelos acerca de la carrera profesional, la universidad u otro tipo de formación, suele ser necesario que el alumnado tenga buenos resultados académicos. Por tanto, se considera que aumentar las aspiraciones a menudo incentiva que se logre un mayor rendimiento.


0

0

3

¿En qué consiste?

Estos procesos pedagógicos tienden a incluirse en tres categorías amplias:

  1. Estrategias que se centran en padres, mares y familias,
  2. Procesos que se centran en la práctica docente y
  3. Actividades extraescolares o extracurriculares, a veces con la participación de los compañeros de clase o del tutor o tutora.

 

Las metodologías utilizadas en estas estrategias son diversas. Algunas pretenden cambiar las aspiraciones directamente a través de la exposición del alumnado a nuevas oportunidades y otras tratan de aumentar las aspiraciones mediante el desarrollo general de la autoestima, la motivación, o la eficacia personal. Para las intervenciones que se centran en la eficacia personal y la motivación específicamente en un contexto de aprendizaje, se puede consultar la entrada sobre metacognición y la autorregulación.

Conclusiones principales

  1. La base empírica actual de las intervenciones sobre las aspiraciones es muy débil. La falta de estudios identificados implica que no se puede determinar el impacto en meses de progreso. Los centros educativos deben supervisar detenidamente el impacto en el rendimiento escolar de cualquier intervención o metodología.
  2. Existen muchos datos que sugieren que la relación entre las aspiraciones y el rendimiento no es muy clara. En general, las metodologías para aumentar las aspiraciones no se han traducido en un aprendizaje mayor. Las metodologías que resultan eficaces casi siempre incluyen un componente académico significativo, y esto sugiere que el aumento de las aspiraciones por sí mismo no será efectivo.
  3. La mayoría de jóvenes tiene grandes aspiraciones. Es probable que sea más eficaz asegurar que el alumnado adquiere el conocimiento y las habilidades para avanzar hacia sus aspiraciones que intervenir para cambiar los propios anhelos.
  4. Las actitudes, las creencias y los comportamientos en torno a las aspiraciones de las personas que provienen de comunidades desfavorecidas son diversos, por lo que se deben evitar generalizaciones.

¿Qué eficacia tiene?

La falta de estudios identificados que prueben las intervenciones sobre las aspiraciones no nos da garantías suficientes para determinar el progreso en meses que se puede lograr.

 

Es importante entender que los numerosos datos indican que la relación entre las aspiraciones y los logros es compleja, y hay muchos motivos por los cuales las intervenciones sobre las aspiraciones pueden afectar o no a los logros.

 

Algunos estudios han indicado que la mayoría de jóvenes ya tiene grandes aspiraciones, lo que sugiere que en casi todos los casos el bajo rendimiento no se debe a tener pocas aspiraciones, sino a una brecha entre estos anhelos y los conocimientos, las habilidades y las características necesarias para alcanzarlos. Cuando el alumnado tiene menos aspiraciones, no está claro que se logre aumentar sus anhelos a través de estrategias didácticas centradas en este aspecto. Y cuando las aspiraciones son en un principio bajas y se logra aumentarlas a través de una estrategia de este tipo, no está claro que esto provoque necesariamente una mejora en el aprendizaje

Disminuir la brecha de la desventaja

Si bien es probable que el alumnado que reúne los requisitos para obtener una ayuda pública («Pupil Premium» en el Reino Unido) tenga un rendimiento académico más bajo en comparación con sus compañeros más acomodados, la hipótesis de que el alumnado con menos recursos económicos tiene menos aspiraciones en su educación y vida adulta no es tan clara.

 

Los estudios en Inglaterra sugieren que los diferentes grupos socioeconómicos tienen niveles similares de aspiraciones sobre sus resultados futuros y que las diferencias en las tasas de participación en la educación superior dependen en gran medida del rendimiento académico. Los centros educativos deberían evitar las generalizaciones, habida cuenta de la amplia variedad de actitudes, conductas y opiniones en torno a las aspiraciones en comunidades con tasas de pobreza más elevadas.

 

Es poco probable que las intervenciones sobre las aspiraciones sin un componente académico disminuyan esta brecha de rendimiento debida a los entornos desfavorecidos. Las expectativas del profesorado contribuyen a determinar los resultados del alumnado y el objetivo del profesorado debería ser transmitir confianza en el potencial académico de todo el alumnado.

¿Cómo puedes implementarlo en tu entorno educativo?

Las metodologías sobre las aspiraciones son variadas y pueden centrarse en intervenciones con padres y familias, la práctica pedagógica o intervenciones o actividades extraescolares en las que participen compañeros o mentores. Al implementar las intervenciones sobre las aspiraciones, los centros educativos deben incluir:

  • Orientación sobre las habilidades, las características y los conocimientos necesarios para lograr los objetivos futuros.
  • Actividades para ayudar al alumnado a desarrollar la autoestima, la motivación por el aprendizaje y la eficacia personal.
  • Oportunidades para que el alumnado entre en contacto con experiencias y entornos nuevos.
  • Apoyo académico adicional.

 

Habida cuenta de las escasas evidencias, es especialmente importante supervisar los beneficios cuando se usan intervenciones sobre las aspiraciones como método de mejora del rendimiento.

 

Las intervenciones sobre las aspiraciones varían en cuanto a duración y pueden incluir metodologías dentro del aula impartidas por el profesorado, asociaciones y programas extraescolares, o mentoría dirigida por personal remunerado o voluntarios. Las intervenciones de mentoría y de participación de las familias se suelen ejecutar durante un periodo prolongado (a menudo, al menos durante un curso escolar) para permitir el desarrollo de relaciones eficaces.

Coste

Los costes varían mucho y resulta complicado hacer una estimación, pero, en general, se estiman entre muy bajos y moderados dependiendo de la intervención. Los costes medios de implementar programas de participación de la familia se consideran de muy bajos a moderados, y los costes aumentan cuando las escuelas deben cubrir costes adicionales de dotación de personal.

 

Además del tiempo y los costes, los líderes escolares deben plantearse cómo maximizar la eficacia de las metodologías de forma que incluyan un componente académico importante y evitar metodologías cuyo objetivo sea solo aumentar las aspiraciones, ya que eso puede no resultar eficaz.

¿Qué fiabilidad tienen las evidencias?

La fiabilidad de las evidencias de las intervenciones sobre las aspiraciones se considera muy baja. En el caso de temas con datos muy escasos, no se muestra un progreso en meses. Solo se identificaron 3 estudios que cumplen los criterios de inclusión establecidos previamente.