Ampliación del tiempo lectivo

Evidencia

Ampliación del tiempo lectivo


0

Impacto


+ 2 meses


Este artículo se centra en la ampliación del tiempo de enseñanza y aprendizaje en los centros educativos y el uso de programas específicos impartidos antes y después del horario académico. En otras secciones del Toolkit se incluyen otras metodologías para aumentar el tiempo de aprendizaje, como los deberes en primaria, la intervención a edades tempranas y las escuelas de verano.

Los estudios se centran en tres estrategias principales para ampliar el tiempo de aprendizaje y enseñanza en los centros:

  • Ampliar la duración del curso escolar.

  • Ampliar la duración de la jornada lectiva.

  • Ofrecer tiempo adicional a grupos específicos de alumnado, sobre todo al alumnado más desaventajado o con bajo rendimiento, tanto antes como después del horario lectivo.

Impacto

Evidencias internacionales

Las evidencias indican que, de media, el alumnado logra un progreso de dos meses adicionales por año gracias a la ampliación del tiempo lectivo y, en concreto, a través del uso específico de programas impartidos antes y después de la jornada lectiva. Algunas evidencias indican que el impacto en el alumnado desaventajado es mayor, alcanzando un progreso adicional de casi tres meses. También se suelen observar mejores resultados en estudiantes que provienen de familias con ingresos bajos, como un aumento de la asistencia, una mejora de la conducta y mejores relaciones con el resto de la clase.

Además de proporcionar apoyo académico, algunos programas escolares tienen como objetivo ofrecer entornos y actividades estimulantes o desarrollar otras habilidades personales o sociales. Estos programas son más propensos a generar un impacto en el rendimiento escolar que los programas que únicamente se centran en los aspectos académicos. Sin embargo, no queda claro si esto se debe a las actividades adicionales o a la mejora de la asistencia escolar y a una mayor participación.

Los estudios también indican que atraer y retener al alumnado en programas impartidos antes y después del horario lectivo es más complicado en los centros de secundaria que en los de primaria. Para que funcione bien, cualquier ampliación del tiempo escolar debe ir acompañada del apoyo de la familia y del profesorado, y no parece que las ampliaciones excesivas (por ejemplo, más de nueve horas de clase al día en total) aporten beneficios adicionales.

Evidencias en España

Son escasos los estudios experimentales sobre esta línea de intervención educativa. La mayoría son estudios de evaluación de programas, basados en la correlación de los datos proporcionados por cuestionarios aplicados con otras variables como el rendimiento académico. Pero en estos casos no es posible aislar el efecto de esta variable en la posible mejora del rendimiento, aunque sí es atribuible la mejora de dimensiones socio-emocionales del alumnado.

En cualquier caso, la ampliación de la oferta educativa más allá del horario lectivo es un tema que ha cobrado relevancia en España, sobre todo enfocado a afrontar la desigualdad del alumnado más desfavorecido.

También se ha analizado ampliamente el efecto de las actividades extraescolares en el desarrollo integral del niño/a y adolescente, con atención en su impacto negativo o positivo en el rendimiento académico, atendiendo a la tipología de la actividad y también al tiempo semanal dedicado a la misma. Este es el caso de la investigación de Moriana et al. (2006) que comprobó que: 1) eran considerables las diferencias significativas en rendimiento, a favor del grupo de alumnado que participaba en actividades extraescolares de tipo académico; 2) no aparecían diferencias para los que solo realizan actividades deportivas.

Cuantitativamente, ha sido más observada la actividad deportiva en este sentido o actividades académicas como el aprendizaje de la lengua extranjera extraescolar. En el campo deportivo se centró la tesis de Carreres (2014) que valoró el impacto de un programa de deporte extraescolar. En el postest encontró diferencias significativas entre los grupos comparados: el grupo experimental obtuvo una nota media de 7,37 puntos y el grupo de control 5,98 puntos. Los resultados obtenidos respecto a la responsabilidad personal y social, conducta prososical y autoeficacia, mostraron también una relación positiva entre la implementación del programa aplicado y los efectos producidos sobre los adolescentes del grupo experimental. ​​​​​​​

¿Qué eficacia tiene?

Las evidencias indican que, de media, el alumnado logra un progreso de dos meses adicionales por año gracias a la ampliación del tiempo lectivo y, en concreto, a través del uso específico de programas impartidos antes y después de la jornada lectiva. Algunas evidencias indican que el impacto en el alumnado desaventajado es mayor, alcanzando un progreso adicional de casi tres meses. También se suelen observar mejores resultados en estudiantes que provienen de familias con ingresos bajos, como un aumento de la asistencia, una mejora de la conducta y mejores relaciones con el resto de la clase.

Además de proporcionar apoyo académico, algunos programas escolares tienen como objetivo ofrecer entornos y actividades estimulantes o desarrollar otras habilidades personales o sociales. Estos programas son más propensos a generar un impacto en el rendimiento escolar que los programas que únicamente se centran en los aspectos académicos. Sin embargo, no queda claro si esto se debe a las actividades adicionales o a la mejora de la asistencia escolar y a una mayor participación.

Los estudios también indican que atraer y retener al alumnado en programas impartidos antes y después del horario lectivo es más complicado en los centros de secundaria que en los de primaria. Para que funcione bien, cualquier ampliación del tiempo escolar debe ir acompañada del apoyo de la familia y del profesorado, y no parece que las ampliaciones excesivas (por ejemplo, más de nueve horas de clase al día en total) aporten beneficios adicionales.

Coste

Los costes derivados de alterar el horario son sobre todo el tiempo y el esfuerzo organizativo y suponen un gasto financiero mínimo.

¿Qué debes tener en cuenta?

    Antes de implementar esta estrategia en un entorno educativo, se debe tener en cuenta lo siguiente:

    1. Es importante la planificación para aprovechar al máximo las horas complementarias y estas deberían satisfacer las necesidades del alumnado y desarrollar sus capacidades.

    2. Los programas impartidos después del horario lectivo con una estructura clara, un fuerte vínculo con el plan de estudios y un profesorado bien cualificado y formado, están más claramente ligados a beneficios académicos que otros tipos de enseñanza con que implican una ampliación horaria.

    3. Los programas impartidos después del horario lectivo podrían brindar la oportunidad de organizar clases algo más intensivas (véanse los artículos sobre clases individuales o clases en grupos reducidos).

    4. Las actividades de refuerzo que no se centran específicamente en el aprendizaje pueden repercutir en el rendimiento escolar, pero la relación no está bien establecida y los efectos de las diferentes estrategias pueden ser muy dispares (véanse los artículos sobre participación en actividades deportivas o participación en actividades artísticas).

    5. ¿Se ha analizado cómo se puede mejorar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje durante el horario lectivo? Podría resultar más económico y eficiente introducir primero programas o prácticas de base más empírica en la jornada escolar existente.

Ver Apéndice

¿Quieres mantenerte al día de las evidencias educativas más relevantes a nivel internacional? Únete a EduCaixa para no perdértelas.