Actualidad EduCaixa - 2020-04-21

Entender las emociones y cultivar un ánimo positivo

Juegos y recursos de educación emocional


5

Te proponemos algunos juegos y recursos de educación emocional para trabajar con tu alumnado mientras dure la suspensión de las clases presenciales, aunque también te servirán cuando regresen a las aulas.

En tiempos de reclusión en el hogar, como los que vivimos por la epidemia de coronavirus, vamos cobrando conciencia de lo importantes que son las competencias socioemocionales para enfrentarse a escenarios adversos y duraderos. La inteligencia emocional se ha revelado como el pilar que hará más o menos llevaderas estas semanas de confinamiento. Para los niños es una oportunidad de aprender muchos valores y capacidades, como el conocimiento de uno mismo y de los demás, la tolerancia, el autocontrol, la aceptación, el cuidado de los demás, la empatía, la responsabilidad…

Uno de tantos docentes que se manifiestan en las redes sociales pedía estos días que nos olvidáramos un poco de los deberes de Matemáticas y Science, y nos fijáramos más en la cantidad de enseñanzas vitales que nos está proporcionando este periodo de confinamiento. Por todo eso, si estáis en contacto telemático con vuestros alumnos y alumnas, y queréis aprovechar esta oportunidad inesperada de aprendizaje emocional, aquí os brindamos algunos recursos y juegos para compartir con ellos:

 

Cuidando la autoestima

El tesoro (Primaria y ESO)

Las tensiones del hogar, que se van acumulando, pueden disminuir la autoestima de los niños en algunos momentos y se corre el riesgo de que llegue a ser una infravaloración sostenida. Conviene que se recuerden todas las buenas cualidades que tienen y aquellas por las que son admirados. El juego del tesoro puede ayudar en este sentido. Diles a tus estudiantes que se hagan con una caja pequeña que les guste mucho, o que la hagan ellos mismos y la decoren. Los alumnos mayores puede que prefieran fabricarse un sobre o forrarse una carpeta. El caso es que sientan que es un tesoro para ellos. Dentro de ella deberán meter una foto suya y un folio en blanco (doblado si hace falta). Y en ese folio habrá tres apartados: 1. Cosas que me gustan de mí o ¿cuáles son mis cualidades? 2. ¿Qué se me da bien? y 3. ¿De qué puedo sentirme orgulloso?

Pídeles que anoten todo lo que se les ocurra responder y, muy importante, que lo revisen todos los días porque cada día pueden hacer un descubrimiento de sí mismos y pueden haber hecho algo de lo que se sientan orgullosos. Sobre todo, si son de primeros cursos de Primaria, diles que cada una de esas cosas que anotan es un tesoro, porque es algo valioso de sí mismos, y cada nueva anotación hace que su caja de tesoros esté cada vez más llena. De vez en cuanto, pregúntales cómo va su tesoro y si lo van llenando, y diles que no se olviden de leer lo que ya está escrito, aunque lo escribieran hace mucho tiempo.

Si logras que mantengan este hábito a lo largo del curso, pídeles que añadan una foto actualizada al final del mismo; y si siguen con ello al curso siguiente, o durante años, diles que vayan añadiendo fotos que reflejen cómo van cambiando y lo mayores y guapos que se van poniendo.

 

Valorar las cosas positivas

La caja de las buenas noticias (de 3º de Infantil a 4º de Primaria)

En estos días de rutina espesa, tan parecidos unos a otros, tendemos a ignorar las cosas por las que somos afortunados, máxime cuando en los medios de comunicación no paran de transmitir noticias tristes y preocupantes.

Este juego, que, como todos los demás, puedes hacer en clase cuando vuelvas, puedes proponérselo a tus niños y niñas para que lo hagan en casa durante la cuarentena.

Se trata de hacer un televisor con una caja de cartón. Va a ser la tele de las buenas noticias o la caja de las buenas noticias. En ella tendrán que ir metiendo aquellas cosas que le parezcan buenas noticias cada día, cada cosa escrita en un papelito. Cuando se llene la caja de papelitos, ¡cuántas buenas noticias ha dado esta tele!

En el día a día escolar puede ser un cumpleaños, haber terminado la tarea antes de que suene la campana, que no haya habido peleas en el recreo ese día… incluso cosas más insignificantes que sepan apreciar. Cuando ponen su atención en sacar cosas buenas, caerán en la cuenta de muchas de ellas.

En casa, una buena noticia puede ser que hoy papá o mamá no han teletrabajado, o que han hecho un bizcocho, o que han visto una película o jugado a un juego de mesa todos juntos, o que han hablado por videoconferencia con un amigo, o que han hecho la cama y han recogido la habitación, o que se han terminado un libro…

Este juego puede servir para tenerlos entretenidos en un momento dado, ya que les puedes pedir que trasladen a un dibujo la última buena noticia que hayan anotado.

Y no olvidéis poner la fecha a cada buena noticia. Cuando hagáis el repaso de buenas noticias, será bonito ubicarlas en una línea de tiempo.

 

Definir las emociones

El diccionario de las emociones

Es un sencillo juego de correspondencias, pero que puede llevar a muchas y profundas reflexiones y ricos debates entre tus estudiantes. Puedes hacerlo en forma de ejercicio en la pizarra digital de la clase. Pero también en soporte papel. Aquí lo vamos a explicar con papeles, por si quieres que tus alumnos lo hagan en casa con la colaboración de los padres.

Piensa en un puñado de emociones: tristeza, enfado, ira, nostalgia, celos, envidia, miedo, etc. Cuantas más, mejor. Y si puedes añadir emociones similares, que puedan confundirse, mejor aún; sobre todo, con los alumnos mayores.

Después, anota cada una en un papel distinto; puede ser un post-it. Ahora busca la definición de todas ellas en el diccionario y anota cada definición en un papel distinto, o cópialas directamente del diccionario de la RAE en un documento de Word, imprímelo y después recorta la definición de cada emoción.

Se trata de tener tantos papeles como emociones tengas, por un lado, y tantos papeles como definiciones en otro. El juego consiste en visualizar todos los papeles, por ejemplo, en el suelo, y unir cada emoción con su definición. Inevitablemente, los estudiantes deben hacer un ejercicio de introspección para identificar cada emoción en su experiencia vital y de conceptualización o intelectualización de sus emociones.

Si quieres que lo hagan en casa, serán las familias las que tendrán que preparar el material sin que los niños lo vean; también puedes facilitárselo tú en documentos de Word para que los padres no tengan más que imprimir y recortar.

Cuando identifiquen el nombre de una emoción con su definición, pídeles que pongan ejemplos en los que hayan sentido algo así, o hayan visto a otros sentirlo.

 

Pasado, presente y futuro

El árbol (Primaria y ESO)

Encerrados en casa es fácil que solo veamos el aquí y el ahora, y que afloren sentimientos de negatividad. Por eso proponemos este ejercicio sencillo de visualización del pasado y del futuro. Si tu alumnado está en los primeros cursos de Primaria, haz que dibujen un árbol que refleje su pasado; otro que refleje su presente y otro que refleje su futuro.

Si ya se acercan a la ESO, o ya están en ella, haz que piensen y dibujen cómo es el árbol de su vida: las raíces son el pasado, el presente son el tronco y las ramas principales, y el futuro son las ramificaciones secundarias, las hojas, las flores y los frutos. Deben reflejar bien la textura y los colores de ese árbol y no tiene por qué ser un dibujo realista. Los más artistas pueden dar rienda suelta a todo su potencial de manera que lleven a cabo un profundo ejercicio de introspección a través de la expresión artística.

Si hacen esta práctica durante el confinamiento, pueden ir añadiendo detalles o introduciendo modificaciones a su obra con el paso de los días.

 

Una contribución a la calma

Respira (Primaria y ESO)

Este es un vídeo que recomendar a alumnos y familias, y que ayudará a unos y a otros en casa: un atractivo montaje audiovisual con explicaciones de los propios niños sobre cómo se sienten cuando se enfadan y las reacciones que experimentan en cuerpo y mente. También es una llamada a la contención y a la búsqueda de la calma para evitar las explosiones de ira y los arrebatos de violencia. Por eso se titula Respira.

Como profesor, te puede servir para comentar en videotutorías, o como tema para una tarea de escritura o de educación artística.

 

Programa integral Emociona, de EduCaixa

Si buscas algo más que un juego; si buscas un plan para trabajar a lo largo del curso –bien de manera transversal, bien en la asignatura de Valores, o en las tutorías–, no dejes de consultar Emociona, el programa de educación socioemocional elaborado por EduCaixa para los docentes de Infantil y Primaria.

En este encontraréis recursos didácticos para mejorar la conciencia emocional (aprendiendo a identificar las emociones propias y las de los demás, ampliando el vocabulario emocional y trabajando el autoconcepto); para aprender a gestionar las propias emociones (comprendiendo la relación entre emoción, pensamiento y comportamiento); desarrollar habilidades sociales (para resolver conflictos de manera positiva, poner en práctica la asertividad, la responsabilidad, el trabajo colaborativo y la empatía), aprender estrategias para potenciar el bienestar personal y practicar la gratitud.

¿Quieres estar al día de las últimas novedades en educación? Únete a EduCaixa y no te pierdas nada de lo que ocurre en el sector educativo.

 

5.0
Aún no hay ningún comentario. Sé el primero en enviar comentarios.

Valoración media global sobre 5

Basada en 4 valoraciones

Ver todos los comentarios